¿Sabía usted que la práctica de los llamados Bailes de Salón favorecen,  no solo el cuerpo, sino la mente?

El movimiento mas importante de un ser vivo es lograr el desplazamiento de su masa corporal. Al desplazarse, encuentra; encuentra a otros seres igual o diferentes de el mismo; encuentra comida; encuentra o evita el peligro etcétera.

Este movimiento es rítmico; alternante con balanceo, y, con cadencia. Si resumimos, estamos hablando de los Bailes de Salón.

Cuando el desplazamiento, la marcha, está alterada, cada paso es distinto del otro; las distintas partes del cuerpo luchan para mantenerlo erguido; el paso se acorta o se alarga; el pie se apoya mas o menos en el suelo; con mas o menos superficie de apoyo, y con mas o menos tiempo de apoyo; el balanceo desaparece, o se convierte en gesticulación, no hay cadencia. Este cuerpo y esta mente están sufriendo, por que no van acordes.

El ritmo es fundamental en nuestro desarrollo; cuerpo y mente responden a su empleo, y cuerpo y mente deben de practicarlo. El ritmo debe de practicarse a todas las edades. Así que ya lo sabe, baile, baile con ritmo; disfrute de los Bailes de Salón. Y si este consejo no lo puede seguir por su cuerpo, escuche música rítmica; suave y sin estridencias, para alimentar a su mente.